Registro de marca

< Regresar al home

Registro de marca vs. nombre comercial ¿cuál es la diferencia?

Compartir en:

febrero 11 2021

La confusión entre nombre comercial y marca es algo muy común entre las empresas debido a que creen que éstos dos conceptos significan, identifican o protegen lo mismo; sin embargo, aunque ambos signos distintivos tienen diversos aspectos en común, la protección que se abarca y obtiene al registrar uno y otro, es distinta.

La primera diferencia que existe está en su propia definición, de acuerdo con la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial (Ley), una marca  es “todo signo perceptible por los sentidos y susceptible de representarse de manera que permita determinar el objeto claro y preciso de la protección, que distinga productos o servicios de otros de su misma especie o clase en el mercado”.

Por su parte, y de conformidad con el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), el nombre comercial es la protección del nombre de un establecimiento industrial, comercial o de servicios”.

Esto quiere decir que el nombre comercial identifica a un establecimiento, su actividad y lo distingue de otros establecimientos que pertenecen al mismo o a diferente sector, mas no identifica un producto o servicio. Por ejemplo, Grupo Bimbo es el nombre de la empresa y es diferente a los productos que fabrica y comercializa con sus marcas Bimbo, Barcel, Marinela, entre otras.

Por otro lado, aunque en definición la marca sirve para distinguir productos o servicios en el mercado, en realidad es mucho más que eso, ya que es capaz de reflejar aspectos intangibles como los valores de la empresa, su filosofía e incluso posicionarse en el inconsciente colectivo, por ejemplo, Kleenex o McDonalds.

El registro de marca es obligatorio, su territorialidad es nacional, aunque puede extenderse a nivel internacional. Contar con el registro de marca ayuda a que sus titulares puedan impedir legalmente cualquier uso indebido, así como otorgar licencias de uso o franquicias.

En México la vigencia de un registro de marca es de 10 años pudiéndose renovar por períodos de la misma duración y de manera indefinida. De no renovarse en tiempo y forma, el registro de marca caducará.

El nombre comercial cuenta con una protección únicamente en la zona geográfica de la clientela efectiva de la empresa o establecimiento al que se aplique el nombre comercial y se extenderá a todo México si existe difusión masiva y constante; sin embargo, no puede extenderse a nivel internacional debido a que no existe como tal en todos los países.

En México, no se solicita su registro, sino su publicación en la Gaceta del IMPI. Los efectos de la publicación de un nombre comercial durarán 10 años a partir de su otorgamiento y podrán renovarse por períodos de la misma duración, al igual que la marca, de no renovarse, cesarán sus efectos.

Aunque el registro de marca es mucho más popular o conocido, y, comprende menos requisitos que el del nombre comercial, aún existen muchas empresas y/o establecimientos que no lo tramitan debido a que piensan que es un proceso complejo y no cuentan con la asesoría adecuada.

En De Hoyos Koloffon® somos un aliado para tu marca, nos encargaremos de todo el proceso de manera eficaz y le daremos seguimiento de forma personalizada.

¡Ponte en contacto con nosotros!