Conoce cómo solicitar la patente de tu invento o proceso

Compartir en:

noviembre 09 2020

Patentar tu invento o proceso te otorga derechos sobre tu concepto inventivo ya que es una manera de proteger todo el trabajo que hay detrás de tu innovación y respaldar tu creatividad inventiva. El proceso tarda varios años y esto puede hacer que parezca complicado o desalentador, pero con la asesoría adecuada, realizarlo será mucho más sencillo y lo más importante: posible.

Es muy común que pueda existir desconocimiento en cuál es la diferencia entre una invención y una patente. De acuerdo con lo establecido en la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial (LFPPI), una invención es “toda creación humana que permita transformar la materia o la energía existente en la naturaleza, para su aprovechamiento por el hombre y satisfacer sus necesidades concretas”. Por otro lado, una patente es el reconocimiento otorgado por el Estado del derecho de exclusividad que una persona o empresa tienen sobre una invención.

Por lo tanto, patentar un invento te ayudará a poder explotarlo comercialmente, evitar que personas no autorizadas lo fabriquen para venderlo y explotarlo y tener la opción de demandar, icluso por daños y perjuicios a quienes lo hagan sin tu autorización.

¿Cuál es el proceso para patentar un invento?

Verificar si cumple los requisitos

Antes de iniciar cualquier trámite, primero debes verificar si tu invención o concepto inventivo es patentable, es decir, si reúne los requisitos necesarios para el otorgamiento de la patente, los cuales son:

  • Ser novedosa, lo que significa que el invento no debe de existir en cualquier parte del mundo.
  • Contar con actividad inventiva, es decir, que el proceso creativo de la invención no sea evidente para un experto en la materia.
  • Tener aplicación industrial, que sea posible comercializar el producto o que pueda utilizarse en cualquier rama de la industria económica.

Buscar si la patente ya existe

La información de las marcas y patentes que están registradas y concedidas en México se encuentra en la base de datos del IMPI y en la Gaceta de Propiedad Industrial, el acervo existe desde 1873 y existen cuatro opciones de búsqueda: simple, especializada, de ejemplares y por sección.

Elaborar la solicitud de registro

Al tratarse de una invención o concepto inventivo, el trámite es muy distinto a otros, ya que no se trata de sólo llenar un formato. Para patentar un invento se necesita:

  • Memoria descriptiva de la invención, son jemplos de cómo llevarla a cabo. Esta descripción debe ser clara y completa, funcionará como un manual que guíe a cualquier persona con conocimientos técnicos en el área a realizar la invención.
  • Dibujos, sólo se presentan en algunos casos, si es necesario ilustrar el funcionamiento de la invención o proceso para complementar la memoria descriptiva.
  • Capítulo reivindicatorio, son cláusulas que describen la invención y dónde recae su protección legal, no deben exceder el contenido de la descripción.

La documentación se puede presentar de manera electrónica o en las oficinas del IMPI junto al formato de solicitud y el pago de la tarifa oficial correspondiente.

Estudio de forma y fondo

Tras realizar la solicitud, el IMPI debe realizar un estudio exahustivo del invento para determinar si se otorga la patente o o no. Si es objetada, el IMPI lo comunicará por escrito al solicitante describiendo los motivos y fundamentos legales de su negativa.Previo a ello, existirá un plazo específico para desvirtuar dicho rechazo y el solicitante deberá de responder por escrito lo que a su derecho convenga. Si los argumentos del escrito del solicitante es aceptado por el IMPI, el Instituto concederá o aceptará la patente.

Si es aceptada, también se comunicará por escrito la resolución al solicitante para que cumpla con los requisitos necesarios para su publicación y presente el comprobante de pago de la tarifa correspondiente para la expedición del título y la(s) primera(s) anualidad(es). Si el solicitante no da seguimiento a este proceso y no lo cumple dentro del plazo concedido, su solicitud se dará por abandonada.

Obtención del título de patente

Una vez que el IMPI haya otorgado la patente, el ahora titular tendrá que solicitar el título de patente, que es la constancia oficial de la invención. El título contiene:

  • Número y clasificación de la patente.
  • Nombre y domicilio del titular o titulares.
  • Nombre del inventor o inventores.
  • Fechas de presentación de la solicitud y de expedición.
  • Denominación de la invención.
  • Vigencia y fecha de vencimiento.

¿Cuánto tiempo dura el proceso?

En promedio el trámite de una patente, desde que ingresa la solicitud hasta que es emitido un dictamen de conclusión, ya sea que se otorga la patente o se niega, es de 3 a 5 años. Sin embargo, con fundamento en la LFPPI, si el IMPI se excede por más de 5 años en el proceso de otorgar la patente (a partir de la fecha de presentación) sin causa justificada, el solicitante podrá pedir que se expida un certificado complementario para ajustar la vigencia de la patente.

Como lo mencionamos al inicio del artículo, se trata de un trámite muy tardado y complejo; además requiere mucho material e información que sustente el concepto inventivo, el cual debe ser sumamente claro y técnico para que apruebe el estudio de fondo y forma.

En De Hoyos Koloffon® te acompañamos en cada paso del proceso y hacemos un plan personalizado para que este largo trámite sea eficaz y sencillo. Contamos con más de 18 años de experiencia, y en ese tiempo hemos brindado a nuestros clientes la asesoría adecuada y de valor para proteger sus invenciones.

¡Ponte en contacto con nosotros!